Descripción de nuestro proceso de tratamiento de residuos

Nuestros digestores verticales de tratamiento de residuo, están basados en la filosofía de que cada residuo requiere el tratamiento de las bacterias anaerobias adecuadas para conseguir que éstas “se sientan como en casa” y fagociten “lo que más les gusta”.

Como no todos los residuos son iguales, para conseguir nuestro objetivo, se necesita inocular las bacterias apropiadas, en un diseño de reactor adecuado para su desarrollo y en el ambiente más propicio. Decidimos entonces como paso previo, el separar la fase sólida de la líquida del residuo y tratar en nuestro digestor el efluente líquido, para obtener biogás en su parte superior, un “biosólido” en la parte inferior, junto con un “biolíquido” que posteriormente tratamos con equipos auxiliares para obtener las condiciones requeridas de vertido o como fertilizante.

Agregamos a nuestra tecnología cuando es necesario, el apoyo de equipos de aprovechamiento térmico de biogás de elevado rendimiento para la producción de calefacción o agua caliente de desinfección; o bien sistemas de micro-cogenerarión con los que poder aportar además de calor, energía eléctrica para su autoconsumo en las instalaciones del cliente.


digestor

DIGESTORES ANAEROBIOS SECUENCIALES (DAS)

La tecnología patentada de nuestros digestores los convierte en el hogar perfecto para las bacterias, garantizando producciones de biometanización muy por encima de los reactores convencionales de mezcla completa, en un espacio mucho más reducido.

Se diseñan en base a la naturaleza de cada residuo y del caudal de alimentación, y tienen la virtud de ser totalmente modulares abarcando desde pequeños a elevados volúmenes de tratamiento de residuo, mediante su colocación en paralelo o en serie.

Disponen de todos los mecanismos de seguridad exigibles y cumplen con todos los estándares de calidad de fabricación, que le confiere los materiales fibro-plásticos con los que están construidos.


CONTROLES DE PROCESO

Nuestros digestores y equipos auxiliares de calentamiento, bombeo e intercambio, están equipados de dispositivos de medición en continuo de todos sus parámetros de funcionamiento: nivel, presión, temperatura, conductividad y pH.

Mediante un software específicamente diseñado y programado para el control de nuestro proceso y equipos, recogemos todas las señales y las reflejamos en una pantalla SCADA, con objeto de visualizarlas fácilmente y decidir en tiempo real aquellas actuaciones de mantenimiento o maniobra necesarias.